sábado, 20 de enero de 2018

Buda y Jesucristo y el dogma del amor


Aunque muy separados por territorios y años de existencia, ambos en esencia predicaban el mismo dogma, en servicio del mismo Dios, ninguno vino al mundo a decir que debía levantarse una religión que los venerara o adorara, simplemente predicaban el amor y como el mismo los llevaría a una perfecta comunión con Dios y con sus hermanos, aunque Buda no es representado como Jesucristo como el hijo de Dios hecho carne para vivir en la tierra, sino más bien como un alma elegida por dios cada cierto tiempo para un propósito que trascenderá, el mismo debe ser un alma pura y noble que se purificara similar a como Jesucristo en la cuaresma, cuando fue puesto a prueba y mostro comprender que nada es de la carne, que somos seres físicos transitorios que venimos a probar el amor del mundo en los recipientes que Dios nos otorgó para poder hacerlo, ambos con sus enseñanzas llegaron a trascender en el tiempo y hoy en día son seguidos por miles de creyentes, no los comparo en pos a descalificar a uno u a otro sino más bien  resaltar su enseñanza más importante sin importante, el amor por sobre todas las cosas.

0 comentarios:

Publicar un comentario