sábado, 10 de marzo de 2018

La traición de Judas Iscariote


Visto como una traición, por muchas religiones, el mismo Jesucristo sabía que era un hecho, que debía ocurrir de esa forma para que su propósito en la tierra se cumpliese, en cuaresma, preparación para su doloroso trayecto al calvario de la cruz, Jesús oro y hablo con Dios, fue tentado y puesto a prueba, le pregunto a Dios porque debía suceder todo y entendió la magnitud de su propósito y así mismo Dios le mostro lo que haría de ser, así llegada la fecha Jesús llama a sus apóstoles a una cena a la que sería recordada como la ultima cena, donde en pan y vino les entregó su cuerpo y sangre, diciéndoles que tomaran y bebieran de esos alimentos que se convertirían en su cuerpo y sangre, para darles a ellos la bendición del espíritu santo pero no sin antes, expresarles ciertos acontecimientos, algunos de ustedes se esconderán y negaran lazo alguno conmigo, como también algunos sufrirán fieles a mi padre y a mí, pero entre ustedes hay uno que con un beso en la mejilla me traicionara, Para ese entonces tentado por la envidia y la codicia, Judas  ya había negociado su salvación y la de algunos de los suyos al entregar a Jesús, y esto era lo que le decía el mismo Cristo a Judas, pues pasada la noche quienes habían negociado a Jesús con judas le dicen que deberá señalarlo con un beso en la mejilla izquierda, y allí es donde Judas comprende tarde la realidad de lo que acontecería, arrepentido en el momento en que lo entrega Jesús, por treinta monedas de plata, al poner en duda la verdad de cristo.

0 comentarios:

Publicar un comentario